En otras publicaciones hemos hablado de e-learning y plataformas de formación online. Hoy os traemos las 8 tendencias que se están dando en este 2016.

  1. Big Data y Machine Learning. El Big Data ayuda a personalizar el proceso de aprendizaje, ya que identifica patrones de comportamiento del alumno. Y, además, comparando ese patrón con otros usuarios, identificando los similares, se puede generar itinerarios perfectamente adaptados para ellos. Esto se puede hacer de manera automática gracias a las «Machine Learning», y será muy útil para másteres y posgrados, que tienen un duración mayor.
  2. Mobile Learning. Gracias a nuestros smartphones, ahora podemos acceder al aprendizaje en cualquier lugar, lo que aumenta su movilidad. Además, esta se ve aumentada con el uso de los wearables. Estos son complementos y prendas de vestir que incorporan tecnología y nos permiten conectarnos y sincronizarlos al smartphone. Como nos acompañan siempre en el día a día, tenemos siempre con nosotros nuestro sistema de e-learning.
  3. Video Learning. Los alumnos demandan más contenido audiovisual e interactivo en los cursos, y más contenido multimedia. Su proceso de aprendizaje es más ameno y entretenido con este  tipo de recursos, mientras que el texto lo hace aburrido. El e-learning facilitar mucho que se puedan usar.
  4. Gamificación. Consiste en utilizar videojuegos y juegos online ad hoc en la enseñanza. La gamificación ayuda a reforzar la educación y motivación de los alumnos. También les permite alcanzar con un éxito notable reconocimientos mayores.
  5. Aprendizaje Social. Es muy fácil de combinar con el anterior. Se trata de compartir y comentar en redes sociales con tu comunidad tus actividades educativas. Es una oportunidad de transmitir conocimientos de manera masiva, sobre todo a los jóvenes, en un entorno atractivo. Así, se favorece y promueve el aprendizaje colaborativo con la comunidad.
  6. Tutor Inteligente. El tutor gana una creciente importancia en el proceso de aprendizaje del alumno. El tutor inteligente es un gestor que individualiza y personaliza la educación del alumno de acuerdo a su perfil. También hace un seguimiento exhaustivo de la evolución del alumno, por videoconferencia u otros medios.
  7. Instant Learning. Ya no se puede tener una dedicación de tiempo completo al aprendizaje, por lo que se demandan cursos rápidos, cortos e intensivos. Se usan el formato vídeo y la plataforma multicanal responsive para lograrlo. Un inconveniente de esta tendencia es que se fomenta una metodología de consumo y no tanto de aprendizaje.
  8. Adaptative Learning. Consiste en adaptar el contenido y los objetivos del curso a las capacidades de los alumnos. El ritmo del curso también se puede adaptar a los mismo, para que avancen de acuerdo a sus motivaciones. Se favorece así la personalización de los cursos, y para esto puede ayudar mucho la tendencia del Big Data.
  9. Plataformas colaborativas de aprendizaje. Empiezan a ofrecerse los cursos en plataformas virtuales donde se encuentran docentes y alumnos, y se crea una comunidad. Los cursos se realizan en este sitio y es más fácil para el profesor tutorizar y hacer el seguimiento del alumno. Para el alumno, es más fácil ponerse en contacto con las personas que realizan el mismo curso, y así compartir y colaborar para aprender juntos.

Estas son las principales tendencias que hemos detectado en el aprendizaje virtual en este 2016, y que creemos que se seguirán desarrollando durante el resto del año.