Si te interesa saber qué es el Mobile Learning y cómo implementarlo de manera efectiva en tus proyectos de formación, te presentamos esta breve guía donde incluimos un resumen de lo que significa Mobile Learning y las mejores prácticas de contenido y estrategias.

Si lo que quieres es facilitar a tus estudiantes el acceso a tus cursos online, ten muy en cuenta que el móvil es el camino a seguir. Los teléfonos inteligentes o Smartphones y las tabletas están ahora en todas partes y, como se detalla en este estudio de comScore de 2017, el uso de Internet móvil se ha disparado, y hoy día supera con creces al ordenador como plataforma digital.

Es cierto que todavía hay espacio y lugar para el aprendizaje tradicional basado en el aula, especialmente si la metodología se dirige al debate animado, cara a cara, o al desarrollo de habilidades manuales. Sin embargo, los módulos de capacitación enfocados a adquirir competencias concretas “a la velocidad necesaria” como en las conocidas “cápsulas formativas”, pueden ser más efectivos cuanto más fácil, completa y cómoda sea la accesibilidad. El aprendizaje móvil puede hacer que esto sea posible y puede ser la mejor manera de absorber hechos y cifras o de tomar nuevos conocimientos en un entorno de trabajo de inmediato.

¿Qué es Mobile Learning o aprendizaje móvil?

Mobile Learning (m-learning) se refiere al uso de la tecnología móvil para hacer que los materiales de aprendizaje sean accesibles y efectivos en un momento y lugar conveniente para el alumno. Esto hace que la “movilidad” sea el elemento clave, por encima del dispositivo utilizado, por lo que un libro podría ofrecer aprendizaje móvil, sin embargo, ¿ese libro está siempre ahí? Lo que sí está en cada bolsillo es un teléfono móvil, al menos para la mayoría de nosotros.

Beneficios del Mobile Learning

Siempre que se tenga un dispositivo móvil conectado a Internet, los beneficios del m-learning son que se puede aprender cualquier cosa, en cualquier momento y en cualquier lugar. Si adquieres o compartes libremente conocimiento online, cualquiera puede encontrarlo y aprenderlo por sí mismo si está dispuesto a buscarlo.

Este desarrollo ha eliminado muchas de las barreras del aprendizaje como son el precio y la ubicación. El aprendizaje online o a distancia ha permitido durante décadas que las personas en lugares alejados de los centros de educación y formación puedan acceder a las clases y a los cursos. Las ventajas del aprendizaje móvil se encuentran en una capacidad mejorada para acceder e interactuar con materiales no solo en ubicaciones remotas, sino también en ubicaciones cambiantes, lo que crea flexibilidad a gran velocidad.

Estrategias de Mobile Learning

Si quieres que tus proyectos de formación sean lo más efectivos posible, entonces es importante tener una buena estrategia de aprendizaje móvil desde el principio. Aquí tienes algunos fundamentos:

1. Conoce a tus alumnos

¿Se sienten cómodos con las tecnologías móviles? ¿Estarán dispuestos y podrán usar el contenido? A algunas personas puede que les guste menos usar el móvil y  eviten usarlo, mientras que otras más jóvenes como los millenials pueden pasar varias horas al día usando sus teléfonos para las redes sociales, y se sienten más que cómodos usando las plataformas móviles. ¿No sabes si es adecuado para tus alumnos? ¡Pregúntales!

2. Asegura la accesibilidad

¿Tus alumnos tienen los dispositivos adecuados para acceder al contenido de aprendizaje móvil que les propones? Si estás desarrollando una estrategia de aprendizaje online, ¿tendrán tus estudiantes la conectividad suficiente para acceder al contenido? Estos hechos deben considerarse antes de crear cualquier e-learning.

3. No reinventes la rueda

Muchos proyectos nuevos de Mobile Learning nunca despegan porque los docentes imaginan que habrá que rehacer y readaptar todo su material didáctico. Pero, la realidad es que si ya tienes contenidos, hacerlos amigables para dispositivos móviles puede ser mucho más fácil de lo que crees. La clave para el aprendizaje móvil efectivo es a menudo reducirlo a trozos pequeños que son propicios para acceder e interactuar en un dispositivo móvil. La frase “menos es más” realmente es aplicable aquí. Revisa tu contenido de educación o capacitación existente y sólo pregúntate: “¿puedo reutilizar esto?”

4. Involucra a tu audiencia

Lo bello de m-learning es su fácil conectividad con otras herramientas y dispositivos. La desventaja de esto es que con ello se producen distracciones potenciales: ocio, vida familiar, divertidos videos de YouTube y chats de Facebook con amigos… , de manera que es esencial que una vez que tus estudiantes accedan al contenido, sepas captar su atención y conservarla el tiempo suficiente para que tenga lugar un aprendizaje efectivo. Facilítalo y, si es posible, hazlo interesante y divertido.

5. Incentiva su uso

¿Qué crees que motivará a tus estudiantes a acceder y usar el aprendizaje móvil cuando están cansados ​​u ocupados con su otro trabajo o con el día a día del ocio o la vida familiar? Cuando los materiales de aprendizaje están disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana, saber que es fácil de hacer también puede hacer que sea fácil no hacerlo. “Está allí, lo haré más tarde / mañana …”.

Aquí es donde entra en juego la clave de todo m-learning efectivo: comunica claramente los objetivos de aprendizaje de manera específica, medible, alcanzable, relevante y, sobre todo, programada. Be SMART! y tus estudiantes te seguirán 😉

6. Seguimiento del rendimiento

A diferencia de la formación tradicional en el aula, el e-learning, cuando se crea bien, genera grandes cantidades de datos de usuario. Si estás trabajando con herramientas que cumplen con estándares SCORM para desarrollar tu m-learning, entonces deberías poder analizar a qué contenido se está accediendo más, cuál cuenta con más participación, y cuáles se comprenden mejor. Las plataformas de e-learning móvil más populares también ofrecen datos detallados y puntos de vista sobre el rendimiento individual y los datos agregados del alumno. Si alguna sección de contenidos hace que los alumnos salgan de la plataforma o no progresen tan bien, entonces deberás examinar por qué.

Crear “aprendizaje móvil” y ponerlo en marcha es solo el comienzo del proceso. Las mejores estrategias de aprendizaje móvil incluyen siempre a tus estudiantes y sus preferencias, junto a la planificación, la mejora continua del contenido y su entrega final.