Seleccionar página

El e-learning o aprendizaje online se está convirtiendo en un tipo de formación que nos acompaña en todos los ciclos de nuestra vida. Desde las actividades educativas para niños pequeños hasta juegos para mantener el cerebro elástico y alerta en la vejez, pasando por toda una gran cantidad de posibilidades formativas a las que podemos acceder en la juventud y edad adulta y que se relacionan con el crecimiento académico y profesional.

A medida que crece el acceso a la información, internet se convierte en un lugar totalmente aceptable e incluso valioso para la investigación estudiantil y profesional. De la misma manera, es inevitable que a medida que la tecnología se hace cada vez más sofisticada, los programas y oportunidades de e-learning o aprendizaje online crecen.

Hoy día el e-learning ha superado con creces el viejo estigma del antiguo curso por correspondencia, y ya vemos cómo los cursos, la capacitación profesional y, de hecho, los programas de grado completo se adaptan a los estudiantes tradicionales y a los no tradicionales, haciendo que la aceptación sea mucho más generalizada.

El desafío se encuentra ahora en la mejora o innovación continua para lograr que el e-learning o aprendizaje online sea realmente equivalente y complementario a la educación tradicional. Ya estamos viendo hacia dónde apuntan las tendencias, aquí enumeramos algunas que cambiarán el panorama del aprendizaje online en los próximos años:

Más participación y colaboración de los estudiantes

Uno de las grandes desventajas del aprendizaje online ha sido el aislamiento de los estudiantes entre sí. Completas las tareas, las entregas, tal vez te comuniques con tu profesor en algunas ocasiones y recibes una calificación final. Curso completado, y a seguir adelante. Consecuencia: alta tasa de abandono por parte de los alumnos.

Ahora que hay nuevas herramientas y aplicaciones para la colaboración, los cursos se estructuran de forma muy diferente. El trabajo colaborativo del proyecto se está convirtiendo en la norma más que en la excepción, llenando un gran vacío. Se espera que las colaboraciones entre los estudiantes trasladen las conexiones sociales propias del aula física a los estudiantes de aulas online. Estas conexiones pueden ayudar a aumentar la motivación y los ratios de retención de alumnos. Además, una atmósfera de colaboración es mucho más realista desde el punto de vista de preparar a los estudiantes para una eventual vida laboral. A medida que la tecnología crea herramientas aún mejores para la comunicación, los estudiantes online se “sentirán” cada vez más como si estuvieran en un aula física.

Personalización de datos y del aprendizaje

El e-learning o aprendizaje online no se trata sólo de cursos, contenidos o tareas estandarizadas para un grupo de estudiantes de determinado “nivel” sino que además debe incorporar en su diseño información más detallada acerca de los intereses, logros o habilidades de cada estudiante. Cuando los profesores pueden usar la tecnología para personalizar su aula individualmente, todos los estudiantes se benefician. Ya es posible desarrollar programas de formación o educativos más individualizados para enfocarse en las áreas temáticas que necesita cada alumno en el aula. Del mismo modo, aquellos estudiantes que tienen dominio total pueden seguir adelante.

Flexibilidad

La necesidad de flexibilidad aumenta exponencialmente. El universitario que quiere acelerar su carrera obteniendo educación general y cursos complementarios fuera del circuito académico general encuentra en los cursos online la solución; el profesional que debe actualizar sus habilidades para tener oportunidad de promoción; yo el estudiante de secundaria que necesita recuperar una asignatura para graduarse a tiempo. Todas las personas aprovechan hoy día las oportunidades del e-learning. Esta tendencia continuará, ya que las personas demandan flexibilidad para poder aprender a su ritmo.

Gamificación / interacción

Los juegos de aprendizaje ya no son sólo para niños o niñas. Atraer y mantener la motivación de los estudiantes requiere compromiso. De hecho, los educadores en aulas tradicionales lo saben desde hace años. Traducir el compromiso al aprendizaje online se convierte en un desafío que va más allá de la escuela primaria, y que es fundamental si las organizaciones que promueven el e-learning pretenden crecer, conseguir estudiantes y retenerlos. Muchas startups de EdTech (Educational technology) ya están desarrollando tecnología de realidad aumentada y virtual como contenido educativo. Las empresas están desarrollando módulos cortos de entrenamiento con juegos y elementos interactivos. Cuanto antes se adopte la tecnología de interacción y juegos a los programas formativos, mejor.

Cursos móviles amigables

El aprendizaje on-line desarrollado para sólo PC ya no es suficiente. Los contenidos deben ser compatibles con los dispositivos móviles, al igual que cualquier empresa debe hacer que su sitio web lo sea. Las tendencias de e-learning se están convirtiendo en una industria impulsada por el consumidor, y la competencia será cada vez más feroz. Los proveedores y desarrolladores de programas e-learning deben pensar primero en las necesidades de sus usuarios, no en las suyas.

Hay muchas más tendencias de e-learning, por supuesto. Pero el tema general en todos ellos es: hacer que la educación sea accesible, flexible, atractiva y rentable. Todo ello dará lugar a un planeta mucho mejor educado 😉