Los vídeos son un excelente recurso educativo para cualquier curso online. Pero, ¿y si vamos más allá? Convertirlos en interactivos hará que el aprendizaje y la motivación de tu alumnado se aceleren rápidamente.

Hace unas semanas os dábamos la gran noticia de que incorporábamos el video hosting a nuestra plataforma. Lo que te permite integrar todos los elementos, ahora ya también los audiovisuales, dentro del propio curso sin necesidad de herramientas externas.

Pues bien, hoy queremos ir más allá y proponeros sacarle el máximo partido posible a este recurso educativo. ¿Cómo? Pues convirtiéndolo en un vídeo interactivo. Es decir, un contenido audiovisual, generalmente una lección o una parte del temario, en el que se integran preguntas, actividades o acciones que el alumno tiene que resolver para continuar.

Aumentar la interactividad de los estudiantes ayuda a que sientan más cercanía profesor-alumno, se impliquen más y aumente su motivación. Todo esto incrementará el aprendizaje y, por ende, el interés de tu curso. Algo que hoy en día se suele traducir en ingresos y ganancias. Por ello, el secreto de un buen sistema elearning suele radicar en utilizar aquellos recursos educativos que permitan esta mayor interacción. Vamos a detallarte las razones de por qué, un vídeo interactivo, puede ser una excelente opción para tus formaciones:

 

Mayor concentración, mejor entendimiento

En la era de la inmediatez y de la saturación de contenido, es difícil que una persona le preste atención a un contenido relativamente estático durante más allá de 10 minutos. Sin embargo, cuando conviertes tus lecciones en un vídeo con más elementos, automáticamente su cerebro comenzará a prestar más atención, puesto que se convierte en algo dinámico.

Esto hará que se concentren mucho más y, por tanto, puedan entender mejor el contenido. Invertirás tiempo en crear el material pero lo recuperarás reduciendo significativamente la resolución de dudas o la repetición del mensaje.

 

Experiencias personalizadas

Cuando permites que el alumno participe en el vídeo, estás consiguiendo que también participe activamente en su propio proceso de aprendizaje. Así, cada alumno podrá ahondar más en aquellas cuestiones que les resulten más complicadas y pasar más rápido por las que ya tiene dominadas o asimiladas.

Cada estudiante disfrutará de una experiencia completamente distinta conforme vaya visualizando el contenido, adaptándolo a su ritmo y forma de aprender. Estarás educando de manera personalizada con un solo elemento.

 

La clave está en mantener la atención real de tus estudiantes y conseguir engancharles a lo que les estás mostrando. 

Evaluación más completa

La mayoría de las herramientas de este tipo te otorgan gran cantidad de datos con los que puedes evaluar el aprendizaje de los alumnos, tanto a nivel individual como de forma colectiva. Podrás ver quiénes ven los vídeos, si los ven al completo o si los repiten varias veces. También podrás observar qué partes del temario generan más dudas y cuáles sí se entendieron perfectamente. Incluso, podrás analizar la progresión de cada uno de tus estudiantes a lo largo del contenido.

En definitiva, este recurso te aporta muchísima información extra que ayudará a seguir la evaluación del alumnado y a re-ajustar el temario en función de los resultados.

 

Metacognición del alumno

Al participar del proceso y obtener resultados en tiempo real, el alumnado va siendo consciente de lo que aprende y lo que no, tomando así las riendas de su propio conocimiento. A esto se le llama metacognición, el aprender a aprender, y gracias a herramientas de este tipo, se puede trabajar esta faceta en la que es el propio estudiante el que descubre qué parte del temario entiende mejor y cuál no.

 

Incluir vídeos interactivos en tus formaciones puede suponer un antes y un después en tu método de enseñanza. La clave está en mantener la atención real de tus estudiantes, engancharles a lo que les estás mostrando y aprovechar al máximo los recursos de la tecnología. ¿Te animas?

Cuéntanos cómo implementas esta tecnología en tus cursos y háblanos de tu experiencia, ¡te leemos! 🤓

 

▶️▶️ Si aún no has dado el paso, solicita una prueba gratuita y crea tu propia academia online, 100% operativa en un día, con tu marca y sin instalaciones. Toda la información aquí.