Las adaptaciones curriculares en los diferentes entornos formativos son procesos generalmente basados en la experiencia y en la consecución de objetivos. Las experiencias formativas están en estos últimos años en pleno desarrollo y evolución por lo que es necesario un proceso continuado y confluyente de la formación tradicional con las nuevas herramientas formativas. Nace el Blended learning.

El Blended learning se define como la mezcla o uso de la formación presencial clásica con la aportación de nuevos elementos formativos a través de las nuevas tecnologías. Se trataría de la simbiosis entre lo tradicional y el futuro actualmente ya presente.

Los diferentes aspectos del Blended learning promueven no abandonar la clase presencial pero sí apoyarla o dotarla con herramientas paralelas del learning actual como ofrecer recursos de apoyo online, posibilidad de conexiones directas a las clases presenciales, fomentar la colaboración entre lo presencial y lo online entre otros.

En el Blended learning los profesores realizan sus clases presenciales pero dotan a sus cursos de un valor añadido a través del uso del elearning, basándose principalmente en la realización de acciones formativas grupales (muy utilizado en cursos de idiomas), colaborativas de los alumnos como desarrollo de prácticas de laboratorio, resolución de ejercicios, crear espacios de debate, etc. No podemos olvidar que la implementación del Blended learning en los procesos formativos le permitirá al profesor dotar de recursos adicionales como videos, audios, apuntes, bibliografía a sus clases y temarios.

Actualmente el Blended Learning es uno de las herramientas formativas con mayor implementación en universidades y centros educativos al comprobarse que es una metodología con la que se consiguen grandes éxitos formativos.